La cicatriz de la cesárea: cómo es y cómo cuidarla según recomendaciones de expertos
 

Bookmark and Share

Las causas de la excesiva cicatrización son desconocidas, aunque se apuntan a diversos factores que pueden estar relacionados como la edad, la raza, el lugar de la herida, factores genéticos.

redaccion@ellaslatinas.com

Barcelona .-La cesárea es una incisión quirúrgica en el abdomen y el útero de la mujer a través del cual se extrae al bebé o bebés, y como tal incisión en la piel deja una cicatriz en nuestro cuerpo. La cicatriz hipertrofiada o hipertrófica de la cesárea se produce cuando ha tenido lugar una cicatrización excesiva. El aspecto que presenta es de una línea de piel en relieve que acumula más tejido que una cicatrización normal.

En una cicatrización normal, el tejido sólo tapa la herida, sin excesos, y en la cesárea quedará una línea fina y con escaso relieve; pero cuando el tejido fibroso se produce en exceso, se comienza a levantar la piel para crear una cicatriz más dura y con más relieve de lo habitual, aunque no es más dolorosa. El crecimiento exagerado del tejido cicatricial que se presenta en el sitio de la lesión se produce por una formación excesiva de colágeno.

Hay que distinguir la cicatriz hipertrofiada de la cicatriz queloide, que es un modo de hipertrofia, cuando es más gruesa y deforme: el queloide es un tumor (benigno), grande, rojizo, que duele cuando se forma y, posteriormente, toma el color de la piel.

El queloide puede sobrepasar los límites del lugar de la lesión, invadiendo otras áreas contiguas, y es frecuente que necesite tratamiento, mientras que la cicatriz hipertrófica no invade más allá del sitio de la incisión. Es normal que entre un 5-10% de las cesáreas (y de las heridas en general) cicatricen de manera excesiva, hipertrófica o queloide.

Las causas de la excesiva cicatrización son desconocidas, aunque se apuntan a diversos factores que pueden estar relacionados como la edad, la raza, el lugar de la herida, factores genéticos, infección… Recientemente se apunta a las glándulas sebáceas como elementos iniciadores. Pero aún queda mucho por investigar, y en la mayoría de los casos hablamos de conjeturas.

La mayoría de los cicatrices hipertróficas se aplanan y se hacen menos visibles con los años y pueden irritarse debido al roce de la ropa u otras formas de fricción. Por ello es recomendable seguir cuidando la zona durante un tiempo, hidratándola. Es normal que, durante el proceso de formación de la cicatriz, se experiemente una sensación de prurito o picor en la zona.

Aunque por la situación de la cesárea no es habitual que queden al sol, las cicatrices hipertróficas deberán de ser protegidas de la exposición solar (tapándolas o mediante una crema protectora) durante el primer año de formación, ya que se podría volver de color oscuro permanente.

Las cicatrices hipertróficas no requieren tratamiento, ya que no representan peligro para la salud, pero se pueden reducir de tamaño a través de distintas técnicas si queremos una mejora estética.

La aplicación de frío (crioterapia), presión externa, inyecciones de corticoesteroides, tratamientos con láser, radiación, o extirpación quirúrgica son algunos de los métodos para reducir la cicatriz hipertrófica. Aunque hay que tener en cuenta que la hipertrofia podría reaparecer y que existe la posibilidad de padecer reacciones adversas a los distintos tratamientos.

ntes era usual que las cesáreas dejaran cicatrices muy vistosas a la altura del abdomen, normalmente verticales. En la actualidad, se tiende a dejar, por razones estéticas, la cicatriz, horizontal, por debajo de la línea del bikini, y además, es mucho más discreta (salvo complicaciones).

Para cerrar una cesárea se pueden utilizar dos técnicas: los hilos o las grapas. Aunque en el pasado las grapas dejaban mucha marca, hoy en día sus efectos en la piel son semejantes a los de los puntos.
¿Son mejores las grapas o los puntos? ¿De qué depende el aspecto de la cicatriz de la cesárea? ¿cómo cuidarla?

La elección de grapas o puntos depende del médico que dirija la operación, pero el uso de un método u otro no afecta al aspecto estético de la cicatriz.

Las grapas, sin embargo, suponen algunas ventajas, ya que se colocan más rápido que los puntos y evita posibles errores humanos con la aguja. Pero la decisión siempre depende del bienestar de la paciente y de la experiencia del cirujano.

Y si el método de cerrar la cesárea no influye en el aspecto de la cicatriz… ¿de qué depende? De la raza, la obesidad y el tipo de piel.

Normalmente las cicatrices actuales son rosadas y sin relieve, sin embargo algunas mujeres (alrededor de un 5%) pueden desarrollar queloides (crecimiento anormal del tejido cicatrizad0 que provoca picazón o dolor). Los queloides son más habituales en mujeres de piel oscura.
Si sabes que tu parto va a ser por cesárea conviene que vayas preparando la zona, aplicando todos los días una crema hidratante para que la piel esté más elástica.


Una vez hecha la cesárea, te cambiarán a diario el apósito de la herida y te aplicarán un antiséptico. Si en 3 o 4 días la herida ya está bien, los cuidados son simples: lavar con agua y jabón la herida una vez al día y gasas de protección. Te aconsejarán que, cuando la laves, dejes que la herida se seque al aire, pero asegúrate de que queda bien seca. Al menor signo de infección, avisa al médico.
BEBES Y MÁS

comments powered by Disqus  

 

 

 

 


Somos un grupo de noticias fundado en 2006 que informa a la comunidad latina en España y Europa, producimos contenidos para todos nuestros medios. Oficinas en Barcelona c/Nou de Sant Francesc 15 - 08002, Barcelona,España. Teléfonos:(0034) 657897268,(0034)722778085,Fax (0034) 933179866 - grupo@elperiodicolatino.com.es

Nota legal: Todas las opiniones expresadas en los artículos y videos del Grupo El Periódico Latino pertenecen única y exclusivamente a los entrevistados y no reflejan en ningún momento la opinión de este periódico, ni del Grupo El Periódico Latino

© Copyright 2006-2015 www.ellaslatina.com es el portal de la revista para la mujer latina de hoy y editada por el Grupo El Periódico Latino NIF:G65214066 - Oficinas en Barcelona.



© Copyright Ellas Latina 2006-2015

webmaster@ellaslatina.com